viernes, 27 de junio de 2008

Qué falta de respeto, qué atropello a la razón...

Ciudado con los camaleones...

Veo tus brazos, que han llevado

mil adornos sobre su piel

y han olvidado hasta que fueron

una historia de amanecer.

Y tú, en función de relucir,

dejas la magia humana y vas

a interpretar otro papel,

fingiendo para diferir.

No sé si es desesperación

o humilde ya resignación,

en fin, no sé cómo llamar

a esa versión de un pavorreal,

sólo si sé que no eres ya

lo que quisiste ser.

Silvio Rodriguez

3 comentarios:

Lili dijo...

JAJAJAJAJAJA me encastas Pelirrrrroja

una chica de marte dijo...

Y a mí!!!!

Anónimo dijo...

"Seremos otros,
seremos más viejos,
y cuando por fin
me observe en tu espejo,
espero al menos
que me reconozca,
me recuerde al que soy ahora."
(Vértigo, I.Serrano)

De insula a insula y tiro porque me toca. El océano te envía saludos. Tan húmedo, tan salado él...