martes, 3 de junio de 2008


De vez en cuando la vida
nos besa en la boca...

de vez en cuando la vida nos gasta una broma
y nos despertamos sin saber qué pasa...
chupando un palo sentado sobre una calabaza...


Una se despierta y el sueño se acaba, todo desaparece y te quedas sola en mitad de la oscuridad...
pero te queda dentro ese cosquilleo que te dice que sí, que al menos una parte de lo que sentiste fue cierto... o no... pero ¿qué importa?
tout passe, tout lasse, tout casse...
me quedo con ese cosquileo...

1 comentarios:

LEO MARES dijo...

grande juanito!
un abrazo :-)