martes, 24 de julio de 2007

LISBOA

Una nueva escapada, después de tanto tiempo... un café el viernes por la tarde, una cerveza en el bar Jota (que promete una nueva pareja de tango..) y una decisión: nos vamos!!

Cuatro días de maravilla, Lisboa un sueño, y su gente... La escusa era ver de nuevo a Orishas, como hace unos años, escapadas veraniegas, pero casi ni los vemos, ¡había tanto por hacer! Llegada el sábado por la noche y primer descubrimiento: que "amables" son los policías portugueses: Miguel y Ricardo.. Cena italiana y conversaciones multilingües: portugues, español, italiano, francés... Vicente, Jean Pierre, Marco... Realmente Lisboa es una ciudad cosmopolita. Bairro Alto, callejuelas, cuestas y bares. Docas y rosas, música y baile, hasta sevillanas nos pusieron, ¡¡¡muuucho regeton!! y el descubrimiento del fin de semana: Pedro.

Domingo y playa, Cascais, Sintra, "la punta de la nariz", el agua helada y un amigo lisboeta, ¡¡risas!! coches antiguos, arena, fotos preciosas y de nuevo llegamos tarde. Tranvía: Alfama, Plaça do Comercio, nuevas experiencias y conversaciones, ascensor de Santa Justa, Sossio, Amoreiras, Parque de la Estrella... los niños jugando con el tranvía, Bairro Alto de nuevo, Baixa, Placa de Graça, Mirador das Portas do Sol... tantos lugares y tan poco tiempo.

Luego cafe en AC escondido bajo el Palacio Sotomayor y cerca de los cubanos, cena rápida y preparadas para el Festival Delta Tejo. Nuevas cuestas, autobuses y por fin el concierto: ¡¡a Roldán no se le oye!! menudo cabreo cogerá esta noche.. jajaja Segurança, Daniel, Paolo y los otros... Besos de Ruzzo y mucho baile... De nuevo Docas, ¡rodeadas! mis pies no pueden más, por hoy se declaran en huelga. Te respeto. Para mí se queda Julio Cortázar al lado de la ventana del hotel con la música de la lluvia de fondo. Lugares Comunes.

Desayuno como tantos hace tanto tiempo. Sorpresa, aperitivo, padrino motero. Estresss. Zapatos, de compras, literatura portuguesa. Almuerzo de nuevo en Italia, con conversación interesante y muchas risas. Invitación y cambio de planes: nos quedamos en Lisboa: Marques de Pombal, Mirador del Castillo de San Jorge (mi rincón de Lisboa), parquecito de cemento que no recuerdo como se llama, Monasterio de los Jerónimos, Belém y su torre preciosa, atardecer junto al puente del 25 de abril... Ojeras y caras de miedo jajaja cena en casa de Pedro, risas, risas y risas, Sexo en Nueva York, sentirse como en casa, de verdad, ¡tremendo anfitrión!

Y ya la vuelta, despedida "por ahora", ya tenemos una casa en Lisboa y una parte de nosotras... conversaciones tan productivas, autoestrada Lisboa-Faro, reencuentro, reintegro, reconstrucción... siempre, gracias por la vida.

Ya estamos en Sevilla, pero la cosa no acaba aqui... esto es sólo el principio.

"Vive como piensas o acabarás pensando como vives"

2 comentarios:

hormiga dijo...

Qué bonito lo cuentas. yo no tuve tanto tiempo y me quedé solo en los barrios antiguos de Lisboa. Pero pienso volver y terminar mi ronda.

Qalamana dijo...

Gracias hormiga, yo también quiero volver, me he quedado enamorada de Lisboa..